Entrevistando becarios de tecnología para una agencia de marketing digital.

Empieza el verano y acá en ktc se abre el programa de becarios, lo que me ha llevado a pasar las últimas 2 semanas entrevistando ingenieros en gestación de 4 universidades, 2 públicas y 2 privadas, desde 4 cuatrimestre hasta último semestre de la carrera o en proceso de titulación ya con todos los créditos aceptados.

La posición a cubrir es “Asistente de tecnología”, lo cual podría significar muchas cosas; y sí, hay muchas oportunidades de crecimiento para alguien empezando ahí, trabajando medio tiempo guiado por los Programadores, Maquetadores, Arquitectos, Expertos, todos Juniors, Seniors o Experts y hasta un Head; hay mucho que aprender y es una excelente oportunidad para  evitar la falta de experiencia laboral cuando sale de la carrera, o mejor aún, de posicionarse desde antes de acabar la escuela en una empresa con alto potencial de desarrollo humano.

Después de varias entrevistas el proceso se ha hecho mecánico para mí. En el pasado he sido afortunado y he recibido entrenamiento y consejo de muy buenos psicólogos industriales y gerentes de recursos humanos, además de que han pasado ya 12 años, y muchos prospectos, desde la primera vez que entrevisté a alguien para trabajar conmigo. El proceso que tengo mecanizado es algo como lo que sigue:

  1. Reviso el currículum del prospecto, línea por línea haciendo preguntas para averiguar que aprendieron de eso, ya sea escuela o trabajo
  2. Interrumpo el proceso para hacer preguntas informales acerca de su educación, cultura e idiosincracia.
  3. Continuo con el proceso de revisión, esta vez adoptando una postura muy crítica
  4. Interrumpo el proceso para hacer preguntas muy técnicas, a profundidad, hasta que encuentre una materia en donde el prospecto está limitado de conocimientos (En esta ocasión ha sido muy rápido)
  5. Continuo con el proceso de revisión con una actitud mucho más relajada
  6. Interrumpo el proceso de revisión y cuento, de manera casual las ventajas de trabajar aquí
  7. Hago preguntas lógicas capciosas sobre lo que el prospecto me dijo anteriormente para ver si no está mintiendo
  8. Hago preguntas técnicas difíciles
  9. Continuo con el proceso de revisión hasta acabar
  10. Una vez acabado el proceso de revisión y teniendo poco que decir le pido al prospecto que me de una razón para contratarlo entre las posibilidades (Que, tratándose de becarios son muchas)

Cabe mencionar que aprovecho cada uno de estos 10 puntos para ponerlo nervioso, me gusta saber como trabaja la gente bajo presión, es una manera sencilla de descubrir la verdadera personalidad de alguien. En ocasiones les pido que hagan un diagrama en el pizarrón, les pido que se paren y lo dibujen sin moverme de mi lugar; otras veces les pido que salgamos de donde estemos y les muestro la oficina; a veces pregunto sobre su pintor favorito o confronto alguna mentira que me dijeron así como su elección de carrera. De las cosas que mejor me funcionan es cuestionar puntos esenciales de su manera de pensar: Porqué estudiar la carrera que eligieron, porqué creer que esa tecnología es la que más futuro tiene, exhortarlos a que piensen muy bien si quieren trabajar aquí porque a lo mejor no les va a gustar, etc.

Si durante el proceso noto que el prospecto está perdiendo interés en trabajar aquí menciono algunas de las ventajas; en ktc esto es muy simple, ya que, desde el open bar los miércoles, los viernes de pizzas y chelas (o tacos de canasta), los dojos de aprendizaje, el tipo de proyectos que hacemos, nuestros clientes y hasta los planes de carrera tan bien estructurados; así es sencillo convencer a casi cualquiera de querer trabajar aquí. En cuanto el prospecto está claramente emocionado le digo sus puntos débiles y las razones por las que se reducen sus oportunidades de obtener el puesto. Todo esto para ver como reacciona ante estas situaciones, si veo que se le suben los colores, se pone nervioso, se enoja o se ensimisma, le hago una pregunta muy técnica de un conocimiento que asegure tener en su currículum, así es como compruebo que el conocimiento es profundo y que puede recurrir a él en momentos de presión.

Después de varias entrevistas noté una constante: De todas salía con un sentimiento de incertidumbre y enojo. Un enojo profundo con el sistema educativo por matar la creatividad y las esperanzas de las personas que recurren a las universidades en busca de conocimiento, en busca de realizar un sueño; enojo con los catedráticos por obligar a los alumnos a seguir protocolos que no tienen cabida en el mundo productivo (No digo empresarial porque sí hay varias empresas con una productividad bajísima debido a que siguen esta misma filosofía), por enseñarles teorías incomprensibles y nunca acercar a la verdadera práctica a los alumnos, por hacerles creer que la mejor manera de encontrar un trabajo pronto es estudiando una maestría y porque de cada 5 ingenieros que entrevisto sólo 1 sabe lo que es DHCP, y no lo aprendió en la escuela. Ni decir nada de GIT no tienen ni idea.

Yo soy autodidacta, a excepción de la educación básica todos mis títulos y certificaciones los he obtenido presentando exámenes para validar mis conocimientos. Creo que el título es importante porque demuestra tus conocimientos, pero nunca he soportado la escuela, siento que es vivir una mentira que, si dejas que te atrape será lo único que vivas; como todos aquellos que terminan su doctorado con la esperanza de tener los estudios suficientes para encontrar un buen trabajo, para lo único que se hacen buenos es para estudiar, para conocer a profundidad el mundo educativo y lo único que encuentran es en el mismo ámbito, la docencia.

*Nota importante: Espero que no se me mal interprete, no digo que ejercer la docencia a niveles de postgrado sea malo, creo que en las ciencias y humanidades es de suma importancia para el desarrollo de la sociedad y creo que en las ingenierías y carreras más técnicas debería estar reservado sólo para unos cuantos que puedan hacer aportes significativos a la humanidad. Ingenieros que nunca han trabajado, o que lo han hecho sólo de manera experimental o académica y no bajo objetivos tangibles dando clases es ocioso. Los alumnos necesitan saber como es el mundo real y creo que muy pocos de ellos sueñen con sólo ser profesores cuando se titulen.

Mi teoría es que el mundo académico está tan atrapado en la burocracia, el viejo socialismo latinoamericanista (En escuelas públicas) o verle cara de dinero a los estudiantes (En escuelas privadas) los intereses políticos y las grandes zonas de confort de los académicos, que el último en lo que realmente se preocupan es por el aprendizaje real orientado a resultados. Pero, claro, mi teoría no debe de ser tomada en cuenta, ya que soy bastante neófito en lo que al sistema educativo se refiere, nunca he estado dentro de él, sólo observo los resultados. Así que mi crítica no es al sistema per se, es sólo a los resultados.

También me gustaría hacer hincapié en que no es lo mismo Educación que aprendizaje. Educación es algo que alguien te da, Aprendizaje es algo que te das a ti mismo.

Pero ojo, el sistema educativo no es el único enemigo, también está esta nueva ola de oportunistas que están impulsando fuertemente la cultura emprendedora, la de las startups. De eso no hay mucho que decir, conozco a más de uno que tiene la propia y que gana lo mismo al año que un programador Jr acá en ktc (Que por cierto no ganan mal), si bien le va aunque trabajando el doble. Pero el tema de las startups es para tratarse en otra ocasión.

De todos los prospectos que tengo entrevistados hasta ahora tengo que seleccionar dos la siguiente semana, para lo cual me tomaré un largo fin de semana en la montaña, en una cabaña con mi esposa, mi hija y el perro, un par de tardes en una lancha pescando y uno que otro asado al carbón, buen mate, buen vino y aire puro, que dicen los que saben que es donde se alcanza el super hombre; porque después de todo este proceso necesito saber que a mí nadie me ha destruido esa esencia, esa voluntad por superarme a mí mismo.

 

 

Comments are closed.